jueves, abril 13, 2017

Del camino de la cruz al camino de la luz

Franklin Pimentel Torres, 12-4-17

El pasado sábado estuve viajando por mi tierra de la montaña, por los municipios de Constanza y Jarabacoa. Estuve transitando por las carreteras de Jarabacoa al Río de Constanza y  de Constanza al Abanico, desde donde tomé la autopista Duarte para regresar a San Cristóbal. Ambas carreteras fueron reconstruidas con soborno y sobrevaluación por Odebrecht, durante el último período del gobierno presidido por Leonel Fernández (2008-2012). Además, ambas carreteras ya están llenas de hoyos y en muchos tramos ya se les está destruyendo la principal capa asfáltica.

Mientras transitaba por las mencionadas carreteras pensé: pero ¡qué cruz tan pesada, qué largo el camino! El de un pueblo que es robado, asaltado por una banda de malhechores locales e internacionales que se apropian de los bienes públicos impunemente, pues en el caso de estas carreteras, como ha ocurrido en otras comunidades del país, no sólo fueron sobrevaluadas, sino que fueron mal hechas, de tal manera que el engaño ha sido doble.

En el contexto de esta Semana Santa una buena  parte de la población tomará estos días de asueto, de descanso, pero otras personas participarán en reflexiones, en  celebraciones religiosas y en viacrucis. Propongo a las familias, a las Juntas de Vecinos, a los grupos comunitarios, a las organizaciones de jóvenes, de profesionales y a las personas envueltas en el Movimiento Verde sacar un poco de tiempo y hacer una caminata reflexiva que podríamos titular: viacrucis por el castigo de los corruptos y la devolución al pueblo dominicano y a las comunidades del dinero robado. Propongo, además, que las comunidades que han sido víctimas del robo por parte de quienes han construido obras públicas, como carreteras, escuelas o centros de salud, sean las primeras en levantar su voz y se mantengan unidas a la lucha del movimiento de la Marcha Verde que exige el fin de la corrupción y de la impunidad.

Consideramos 7 áreas en donde ha habido grandes hechos de corrupción que además, han quedo en la más absoluta impunidad:

Estación 1: La sobrevaluación y la apropiación de los invernaderos por funcionarios públicos en el gobierno de Hipólito Mejía (2000-2004) y los fraudes cometidos por los importadores de alimentos, así como por los intermediarios en la importación de alimentos, mientras que no se incentiva lo suficiente la producción nacional.

Estación 2: La corrupción, las sobrevaluaciones y los vicios de construcción de las obras construidas por Obras Públicas y por la OISOE, ambas dependencias especializadas en la corrupción pública.  Ahí recordemos casos tan sonados como el de la Sun Land,  las grandes construcciones como el Metro de Santo Domingo,  los edificios de la UASD, la remodelación de los edificios de Bellas Artes, la construcción del edificio de Funglode, y la compra sobornada y sobrevaluada de los Tucanos, en los que está envuelto el “trío de la maldad”, compuesto por Félix Bautista, Leonel Fernández y Víctor Díaz Rúa, líderes visibles de la gran corrupción de la corporación económico-partidaria que he llamado el PL-Leonelismo (PLL).

Estación 3: Mal uso del dinero del 4% para educación y del escaso 2% destinado a salud. El dinero del 4% está siendo mal usado. Una buena parte del mismo se va en las sobrevaluaciones en la construcción y en la compra de terrenos; en las comisiones del programa de alimentación escolar, en las nóminas abultadas de los distritos, regionales y del nivel nacional. Por otro lado una buena parte del reducido presupuesto para la salud se está empleando en comisiones, sobornos y sobrevaluaciones en la construcción de los hospitales, comenzando por el Darío Contreras cuyo costo de reparación se duplicó, sin aparente justificación.

Estación 4. La apropiación por particulares de los terrenos públicos y de las zonas protegidas. Como parte del saqueo de los bienes públicos están los casos de los terrenos del Consejo Estatal del Azúcar,  del barrio de Los Tres Brazos. Y de los parques nacionales y zonas protegidas como Bahía de las Águilas, Valle Nuevo, Los Haitises, así como el intento de apropiarse de los terrenos de Loma Miranda por parte de la multinacional Falcondo.

Estación 5: Dinero público malgastado por los líderes partidarios para mantenerse en el poder o recuperarlo una vez que lo han perdido. Ahí consideramos el caso de Hipólito Mejía cuando intentó reelegirse, el caso de Leonel Fernández que hizo campaña por él mismo en el 2012, de cara al 2020 provocando un déficit fiscal de más de 200,000 pesos y sobre todo el proyecto reeleccionista de Danilo Medina y su grupo económico-partidario, con la reelección del 2016. El costo para el erario público de esta última aventura todavía no ha sido cuantificado en toda su magnitud.
Como parte del dinero gastado en los proyectos reeleccionistas hay que colocar un buena parte de los recursos que se emplean, de manera clientelar, en los llamados subsidios a los sectores más empobrecidos como bono-luz, bono-gas, bono por asistencia a la escuela, tarjeta solidaridad…

Estación 6: El dinero de los salarios de lujo de la oligarquía financiera gubernamental, de la oligarquía burocrática. Además de los salarios de lujos que los mismos funcionarios, como los congresistas y las Altas Cortes, se asignan. Además consideremos el dinero gastado en el cofrecito, en el barrilito, que forman parte del dinero malgastado en el clientelismo y asistencialismo partidarios.

Estación 7: Las obras ligadas  a la constructora Odebrecht y sus aliados locales como Acero Estrella para la construcción de las plantas de Punta Catalina. Sin dudas con los sobornos pagados y las sobrevaluación de las obras tenemos el mayor escándalo de la historia de corrupción desde la creación del proyecto de país que se denominó República Dominicana.
Proponemos que la caminata de esta semana no se quede en el Vía-Crucis (Camino de la cruz, de la muerte), sino que termine en un Vía-Lucis (camino de la luz, de la vida, del cese de la corrupción y la impunidad). Por eso es conveniente concluir la caminata con la última estación, celebrando las luchas y los logros del movimiento popular a favor de la transparencia y de un actuar ético y democrático.

Estación 8Celebración de las acciones encaminadas a lograr el fin de la corrupción y la impunidad:  consideremos las cadenas humanas realizadas, las marchas verdes de Santo Domingo, Puerto Plata, Santiago, así como las ya programadas para Azua, San Francisco y San Pedro de Macorís. La recogida de firma del libro verde, la marcha de las antorchas, el chichiguazo del pasado fin de semana, así como la presencia del movimiento verde en actos públicos, como en el estadio de Miami, en las procesiones del Domingo de Ramos, entre otras.

Es necesario que después de la pausa de Semana Santa retomemos con más fuerzas la lucha en contra de la corrupción e impunidad, ayudados y conectados con algunos de los movimientos populares de Brasil y de otros países latinoamericanos que están luchando por la misma causa. Así la antorcha verde seguirá iluminando los pasos, la indignación y la lucha esperanzadora  de un pueblo consciente, decidido a cambiar de rumbo, a hacer el tránsito de una realidad injusta, violenta, y llena de corrupción, a una sociedad en donde se pueda vivir en paz, en justicia y equidad y se pueda fortalecer y establecer  relaciones de respeto, amor y solidaridad.

miércoles, abril 05, 2017

Transito sin Autoridad en el municipio de Haina

Por Eugenio Sano Breton

En Haina los munícipes tienen muchas dificultades para trasladarse en vehículos. La mayoría de las calles están llenas de baches y son estrechas, inclinadas con curvas y llenas de policías, badenes y muros (policías acostados).

La falta de capacidad para definir una solución efectiva a los constantes accidentes de tránsitos provocados, fundamentalmente por los motoristas es lo que ha traído como consecuencia los muros a granel y reductores en todas las calles. No sabiendo que, en estos casos la medicina utilizada es dañina para el resto de la sociedad.

Por otro lado, la ausencia de planes de crecimiento y expansión municipal son pura expresión de la falta de una autoridad capaz de que velar por el buen vivir y el buen uso de los espacios públicos. Esta situación es la que ha provocado los innúmeros problemas de tránsito. También es la causa de la gran cantidad de calles estrechas, que más bien parecen caminos vecinales o callejones sin aceras, ni contenes adecuados.

En las últimas tres décadas en Haina solo ha habido asfaltados de calles en tres ocasiones, en el año 1996, previo a las elecciones; en el años 2001 pasadas las elecciones y luego la última en el año 2016 previo a las elecciones. Como dos de las tres jornadas han estado relacionadas con la campaña electoral, los trabajos no han sido suficientes ni en la cantidad ni en la calidad requerida.

Pero está claro que los reductores, muros (policía acostado) y badenes son expresión de dejadez, de tomar el camino más fácil, falta de autoridad o ausencia de capacidad para plantear una solución efectiva a problemas público, que afectan a la gran mayoría.

Además de la estrechez de las calles, las pocas y estrechas aceras o paseo peatonal son tomados por los negocios, talleres y entradas de marquesinas. Los moto-conchitas ocupan media calle, en cada parada. En las calles de doble vía, del centro de la ciudad, no se puede conducir, pues se permite el estacionamiento de ambos lados. Todos los días se hace entaponamientos en el Cruce de Haina (calles Sánchez y Duarte), en la calle la Caoba y la entrada de Villa Penca y Villa Lisa y nadie plantea nada para corregir.
 
Todos estos cotidianos y molestosos acontecimientos son más que suficientes para afirmar que en Haina, no hay, ni ha habido autoridad. Pues problemas cruciales que tienen que ven con la convivencia municipal pasan desapercibido y empeoran sin preocupación de los que fueron electos o designados para buscar solución.

Creo que es tiempo de que las autoridades despierten y caminen en sus vehículos por cualquier calle o callejón de Haina para que se enteren de lo difícil que es movilizarse en un vehículo. Pero sobre todo para que decidan hacerle frente a estos problemas que afectan la vida diaria de los munícipes.


También las organizaciones sociales, empresariales, comunitarias y religiosas deben unirse y reclamar que en Haina se Planifique el desarrollo y se le ponga atención a los problemas que afectan el bienestar y la convivencia municipal.


jueves, febrero 16, 2017

Hacia donde se proyecta Ia gestión municipal de Haina


Por Eugenio Sanó Bretón
Para nadie es un secreto que las actuales autoridades del municipio de Haina, encabezadas por el alcalde Osvaldo Rodríguez, están demostrando con sus acciones, muy buena intención y el deseo de cambiar el estado de calamidad en que se encuentra Haina.

La reconstrucción del parque municipal, la terminación de la funeraria, el proceso de mantenimiento del vertedero municipal, la decisión de aplicar la resolución que prohíbe tirar basura de otro municipio en Haina. De la misma manera, el remozamiento y readecuación de las oficinas municipales, la reorganización y equipamiento de la policía municipal, el relanzamiento de la casa de la cultura y el apoyo a las actividades artísticas culturales son más que buenas muestras del interés de las autoridades locales, de que Haina cambie.

Toda esta práctica debe ser reconocida y valorada, ya que en apenas cinco meses, se ha hecho más que en toda la gestión anterior. Es la responsabilidad que prometieron y para eso fueron elegidos.

El alcalde y los regidores juraron ante el pueblo cumplir y hacer cumplir la ley municipal garantizando la buena, efectiva y pulcra administración de los recursos públicos. También se comprometieron a desarrollar una gestión  que procure el bienestar de todos los habitantes de Haina.

No obstante el reconocimiento de la buena intención y el buen inicio de la gestión, es notable que la población tiene grandes preocupaciones por el futuro del pueblo de Haina. Esto es debido a que no se percibe, ni mucho menos se conocen los planes a mediano ni a largo plazo. Hasta ahora solo se han visto soluciones a problemas puntuales.

La población está interesada en conocer los planes de atención a los problemas nodales, los cuales requieren investigación, planificación técnica, capacidad técnica-profesional, recursos e interrelación con organismos estatales.

Entre los problemas nodales que la población espera atención están: la ausencia de un acueducto con capacidad para suplir de agua potable a todas las viviendas de manera regular; la aplicación de las medidas de prevención y sanciones contemplada en la ley de medio ambiente para reducir la  contaminación ambiental producida, entre otras, por la producción industrial, la transportación de materia prima de las cementeras, el manejo inapropiado de los desechos industriales, comerciales y domésticos, por parte del ayuntamiento y la ciudadanía.

Otros problemas nodales que requieren atención son la inseguridad ciudadana; la falta de alcantarillado para la canalización de las aguas fluviales y pluviales y la corrección del desorden urbano causado por la ausencia de normas para la construcciones y para las ofertas de bienes y servicios, también las malas condiciones de las calles , la  ausencia de señales rotulación de las vías y barrios y el desorden en la numeración de las edificaciones.

La población espera que las autoridades regulen y ordenen el tránsito y estacionamiento de vehículos, ya que existe una gran dificultad para la movilidad vehicular, incluso en situaciones de emergencia. Esto es debido a que las principales vías son utilizadas para estacionamiento de ambos lado, incluyendo aquellas que son estrechas, de mucho tránsito y de doble circulación.

Por otro lado se desconocen los planes de las autoridades en cuanto al proyectado crecimiento de la población y las nuevas zonas de asentamiento, así también lo previsto para el crecimiento industrial y comercial.

Haina necesita la organización y ordenamiento de la zona urbana, la ampliación de la entrada  y salida principal del municipio. Así también requiere la definición de programas de servicios para el desarrollo de la niñez y la juventud, de igual manera para la atención y recreación de los adultos y mayores.

La buena y alta voluntad de las autoridades locales actuales, al igual que su alta disposición para resolver los problemas del municipio no son suficientes.

Haina requiere una efectiva planificación basada en investigaciones en las diferentes áreas y la integración de los diferentes sectores en un proceso de diagnóstico, análisis y diseño del futuro del municipio de Haina. También es necesario contar con el apoyo de instituciones locales, nacionales, internacionales, privadas y públicas que pudieran coadyuvar con la gestión, tales como la Universidad Autónoma y la Dirección de Desarrollo y ordenamiento Territorial, entre otras.

Pero fundamentalmente debe reunirse con las organizaciones sociales, privadas y comunitarias para escuchar sus planteamientos y sus aportes. Esto permitirá el aprovechamiento de las capacidades y recursos que abundan en el municipio. Para esto el ayuntamiento y sus autoridades deben convertirse en ente canalizadores de las inquietudes, las propuestas, los talentos, los recursos y las capacidades  internas.

De la misma manera deberían deberían aprovechar las propuestas y planes de desarrollo y de soluciones que han elaborado las organizaciones del municipio entre estas la Coordinadora de Juntas de Vecinos, la unión General de Juntas de Vecinos, el CODINHA y otras entidades municipales. Las mismas contemplan diagnostico municipal y plantean las prioridades que se deberían atender.  .

Una gestión municipal debe están cimentada en las necesidades y aspiraciones colectiva y su ejecución debe tomar en cuenta los aportes individuales y colectivo de esa colectividad. De igual manera debe darse información sobre los recursos que  ingresan, las fuentes y detalles de las inversiones y pagos.


Sería bueno que los munícipes de Haina sepan hacia donde se proyecta la gestión municipal y el municipio de Haina.

viernes, enero 20, 2017

Caso ODEBRECHT el inicio del final de la corrupción

Por Eugenio Sanó Bretón
Los pagos de sobornos de Odebrecht son, sin lugar a dudas, los actos de corrupción más grande que ha tenido la República Dominicana. El esclarecimiento y la aplicación de las debida sanciones contribuirán con el fortalecimiento de las instituciones estatales y la aplicación de justicia.

La ausencia de medidas drásticas para los que cometen actos de corrupción, convierte en cómplice a los que están llamados a aplicar las leyes, pero también a los que desde afuera se quedan pasivos sin reclamar.

Los actos de corrupción atentan contra la democracia, la justicia social, los derechos de los más desposeídos y sobre todo acrecientan la pobreza y la marginación social. Por ello es obligatorio que todos los sectores sociales participen y reclamen el esclarecimiento de cada caso, las sanciones a los culpables y la recuperación del dinero envuelto. También que se tomen las medidas efectivas para prevenir y erradicar esta conducta.

Pero esto no es tarea de los corruptos, ni de sus cómplices. Esto es tarea de los ciudadanos que con sentido humano entienden, los daños que causa esta criminal conducta a la sociedad. También es tarea de toda la población afectada. Me refiero a todos los que sufren los carentes y malos servicios públicos y todos los afectados por ausencia de políticas públicas que contribuyen con el bienestar y progreso del país y sus ciudadanos.

La marcha organizada por un grupo de organizaciones sociales es una oportunidad, pero no puede, ni debe considerarse la única alternativa. Desde cada municipio, cada provincia y cada región deben combatirse los actos de corrupción que allí se presentan. Debe también descubrirse los actos de corrupción que se dan en las entidades públicas, privadas, comunitarias y eclesiales, pero también deben descubrirse y sancionarse los actos de corrupción de entidades grandes, mediana y pequeña. Todo acto de corrupción es un atentado contra la vida de una parte de la población, que sufre las consecuencias.


La puesta a la luz pública de los sobornos de odebrecht, deben servir para iniciar un proceso que rompa de manera definitiva esta práctica.

miércoles, enero 18, 2017

Un nuevo año cargado de esperanza

Por Eugenio Sanó Bretón
Cada inicio de año trae consigo nuevas expectativas, nuevos sueños y porque no, también nuevas esperanza. Los logros alcanzados se celebran y estos a su vez sirven de aliciente para los nuevos planes. Así los propósitos no alcanzados en el año que termina se juntan con las nuevas aspiraciones para marcar el nuevo rumbo y las nuevas luchas.

Las aspiraciones son las razones de los esfuerzos y ambas dan sentido a la vida. Los logros proporcionan alegría y felicidad. Por ello la importancia de una vida con propósito. Pero estos propósitos deben estar apegados a las posibilidades y sobre todo que las luchas y esfuerzos para alcanzarlos no impliquen afectar negativamente a tercero.

El ser humano por naturaleza es ambicioso, siempre aspira a lograr y avanzar más y más. Es necesario que estas ambiciones sean controladas, de tal manera que las mismas no se conviertan en obsesiones que provoquen tristeza y malestar.

Las aspiraciones más loables son aquellas que se pueden planificar y alcanzar en un tiempo prudente y determinado, que el esfuerzo para alcanzarlas no implica afectar ni la vida ni la salud, tampoco las relaciones con amigos y familiares. Son realmente las que sus logros benefician a la persona, a la familia y a la comunidad.


Por ello debemos procurar alcanzar aspiraciones relacionadas con la mejora de las relaciones con nuestra pareja, con nuestra familia y con nuestros amigos. También aspirar a logros que garanticen bienestar y mayor convivencia de pareja y familiar. Estas son las que a lo largo del tiempo y de nuestras vidas disfrutaremos y nos causaran mejor bienestar. Luchemos por ellas. 

martes, octubre 04, 2016

La urgencia de la continuidad educativa en el Plan Nacional de Alfabetización

Nerys García Cuevas, 16-9-16

 El pasado día 8 de septiembre se celebró el 50 aniversario de la declaración del Día Internacional de la Alfabetización (1966-2016), por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Este año, dicha celebración tuvo como lema: “Leer el pasado, para escribir el futuro”. Esta es una fecha que nos recuerda que muchas personas, en pleno siglo 21, no saben leer ni escribir y que por lo tanto no han tenido acceso al derecho a una educación básica digna.

La directora general de la UNESCO, ha expresado, con motivo de la celebración del día internacional de la alfabetización, 2016, que, El mundo ha cambiado desde 1966, pero nuestra determinación de proporcionar a cada mujer y a cada hombre las competencias, las capacidades y las oportunidades necesarias para hacer realidad sus aspiraciones, en la dignidad y el respeto, sigue siendo inquebrantable. La alfabetización es la base para construir un futuro más sostenible para todos. . De hecho, facilitar la oportunidad de una buena educación es una forma de reconocer, con respeto y dignidad, el derecho adquirido de las personas jóvenes y adultos a una educación digna y de calidad.

Un conjunto de organizaciones sociales de la provincia de San Cristóbal que han estado envueltas en las labores del Plan Nacional de Alfabetización y que han contado con la colaboración de algunas organizaciones de otras provincias del país han asumido lo que se ha llamado  las “Iniciativas de Apoyo a la Continuidad Educativa en la Educación de Personas Jóvenes y Adultas” (IACEPJA). Estas organizaciones han decidido apoyar la continuidad educativa y el reclamo en este sentido de las y los participantes ante las autoridades educativas locales, ante el Ministerio de Educación y ante la Dirección de los Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP).

Las organizaciones exigen que se ponga en práctica lo expresado en el decreto 546-12 del Poder Ejecutivo, de fecha 7 de septiembre del 2012, que señaló que  el Plan Nacional de Alfabetización se inscribe dentro de una estrategia de superación de la miseria y de la pobreza y que es, por tanto, un instrumento de inclusión social (Art. 4). Queremos que las propuestas del decreto no se queden en simples declaraciones, cuando señaló:El seguimiento de las personas alfabetizadas contemplará facilidades para avanzar en la educación básica, media, vocacional y para el trabajo. Además, incluirá (…), el acceso al financiamiento y apoyo técnico para desarrollar emprendimientos individuales, en forma de cooperativas o de asociaciones, entre otras oportunidades de mejoramiento de la calidad de vida” (art. 5).

La falta de apoyo real a la continuidad educativa de las personas y de los grupos que comenzaron a alfabetizarse en enero del 2013, por parte del Ministerio de Educación y  de la Dirección de Programas Especiales de la Presidencia, son señales claras que está dando el gobierno de que hasta ahora su principal objetivo son de orden numérico; se trata, en su lógica equivocada, de bajar los números del analfabetismo a un 5% o menos, porque de esa manera, supuestamente, la UNESCO declararía el país “libre de analfabetismo”.

Ante el intento de la política gubernamental de centrarse en metas numéricas,  reconocemos la imposibilidad real de declarar el país “libre de analfabetismo”, por la sencilla razón de que el analfabetismo y la baja escolaridad tienen causas y raíces sociales, económicas y políticas, que no se superan solo con los procesos de aprendizaje y enseñanza. Más bien, habría que reconocer que la mejor manera de celebrar los avances en estos procesos educativos, es dándole a la gente la oportunidad de continuar estudiando y ofrecerles una educación para la vida y el trabajo, con calidad y dignidad.

A partir de todas las oportunidades que ha abierto el  Plan Nacional de Alfabetización no queremos que éste corra el peligro de convertirse en una simple campaña coyuntural, como ha sucedido en el pasado en el país y en otros lugares de América Latina y el Caribe. Los resultados finales en esos casos son bien conocidos: después de un tiempo relativamente corto las personas que iniciaron el proceso de aprendizaje vuelven hacia atrás y olvidan lo aprendido, creando frustraciones, pérdida de tiempo, de esperanzas, de esfuerzos y de recursos económicos.

Las personas y organizaciones articuladas en torno a las Iniciativas de Apoyo a la Continuidad Educativa en la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (IACEPJA), continuaremos la lucha para que no se detenga el proceso de aprendizaje por la ausencia de condiciones para el mismo, por la falta de inversión y decisión del gobierno central y del Ministerio de Educación, pues una buena parte de los más de 200 mil egresados y egresadas de los núcleos de aprendizaje del 2013 y los más de 500 mil de los años 2014 y 2015, están esperando la continuidad educativa y tienen derecho a exigir que se invierta en su educación una parte de los recursos del 4%.

Ante un gobierno que no da señales claras de tener la voluntad social ni política en darle continuidad al proceso educativo y cultural iniciado  en el contexto del Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo, se hace necesario el empoderamiento de las comunidades, de las y los alfabetizados, de los grupos organizados de la sociedad, y de la prensa crítica, para exigir el derecho a la continuidad y a una educación digna, no solo para las niñas, niños y adolescentes, sino también para las personas jóvenes y adultas.


Como organizaciones comprometidas con la educación de personas jóvenes y adultas queremos expresar la firme decisión de continuar con nuestra lucha hasta lograr avanzar en nuestros objetivos, pues tal como señaló el maestro Paulo Freire: “Podemos entender la alfabetización como la conquista que hace cada ser humano de su propia palabra, lo que ciertamente conlleva la conciencia del derecho a decir su palabra”.